Si Buscas un Crédito Hipotecario, esto te interesa

  • Al usar un crédito hipotecario. podemos disfrutar de una vivienda propia en el corto plazo.
  • Es una inversión, en vez de pagar mensualmente el alquiler o arriendo, puedes hacer los pagos de las cuotas de tu vivienda propia.
  • Ofrece facilidades de pago, podemos escoger la forma de automatización que mejor se adapte a nuestras necesidades.
  • Con los seguros recomendados por las entidades financieras protegemos nuestro patrimonio e inversión de siniestros como robos, terremotos e incendios, entre otros.
  • Podemos aprovechar subsidios de vivienda dependiendo de nuestros ingresos mensuales.
  • Los créditos hipotecarios, en su mayoría, ofrecen beneficios tributarios como disminución en el valor de los impuestos que se deben pagar. Tasas de interés más bajas que en los otros tipos de créditos.

 

A continuación te hacemos algunas recomendaciones de especial cuidado antes de solicitar un crédito hipotecario:

  1. Planear: realiza tu presupuesto familiar para tener certidumbre de que podrás pagar puntualmente y sin problema tu crédito.
  2. Términos de pago: Pregunta si se puede pagar el préstamo por adelantado y si hay penalización por hacerlo. Ten especial cuidado con el tipo de tasa de interés y pregunta si se puede hacer reajustes en la tasa, también cambios en los términos de pago.
  3. Varias cotizaciones: Pide información sobre el mismo crédito hipotecario en diferentes entidades financieras, esto con el fin de obtener los precios más favorables. Recuerda que la tasa de interés anual efectiva incluye todos los costos.
  4. Seguros: En muchas entidades financieras es necesario tener un seguro hipotecario privado, es importante que sepas cuánto debes pagar por ese seguro y por cuánto tiempo.
  5. Cuota inicial: Algunas entidades financieras exigen un pago inicial que puede ser inferior al 30% del valor de la propiedad, pregunta de cuánto es si lo existe.
  6. Plazos: Por cuanto más tiempo pidas el crédito, más dinero vas a pagar por él en total, así que no está más revisar los valores con diferentes plazos, revisa el valor de las cuotas mensuales a 15, 30 o 40 años.

 

El crédito hipotecario no tiene que ser necesariamente para comprar una vivienda, puede ser un terreno, una oficina o un local, entre otros.

Recuerda que puedes dar como garantía, es decir, hipotecar tu vivienda para adquirir otro tipo de bienes y servicios.

3 Respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *